24 abr. 2015

Lo que creen que hago Vol.3



18 abr. 2015

Katia amigurumi. Review

Buuuenas a todos amigurumimaniacos!
Hoy vengo con entrada de review de un hilo que os va a gustar, dedicado a los que creamos amigurumi: El especial para amigurumi que ha sacado Katia, un algodón 100% pensado especialmente para crear amigurumi. ¿Buena noticia no?

He probado bastantes algodones, últimamente además estoy creando más con algodón que con acrílico porque me parece más higiénico (suelta menos pelusa, esto para los peluches de niños pequeños es ideal, pueden babearlos y baaabearlos), y queda un punto mucho más definido que con la lana, además de tener un acabado mate que queda precioso. El único inconveniente que le veo al algodón es que no puede fuzzyzarse, es decir, cardarse: Para conseguir efectos "peluditos" en nuestros amigurumis será mejor seguir usando acrílicos (buscad siempre hilados acrílicos de buena calidad) o lana.

Se trata de un hilado suave y ligeramente trenzado, no se sueltan las hebras como en otros algodones que he probado y es muy cómodo para tejer, es un hilado más bien fino (yo he usado aguja de 2.75 mm), ideal para amigurumis pequeños o medianos. Muy cómodo de trabajar y con un acabado genial.

Son ovillos pequeños, ya que cuando realizamos amigurumi no solemos gastar tantos metros como cuando se teje ropa, estos miniovillos son de 33 metros. Aquí veo un punto positivo: Tener muchos ovillos de distintas tonalidades, con un precio más asequible y sin tener que ocupar un montón de espacio en casa. El punto negativo es que me gustaría que tuvieran un poco más de metraje: ¡El vicio amigurumi es grande y se gastan muy pronto!
(A esto me dedico los Domingos por la mañana)

Vienen en packs de 10 ovillos según gamas, hay tonos más fuertes, tonos pasteles... incluso hay un par de fluors super chulos. Una de las grandes ventajas es la gran cantidad de colores que tenéis a vuestra disposición, es algo que me costaba encontrar en los hilados, en amigurumi se requieren muchos tonos, o variaciones del mismo tono y es complicado elegir un hilado que tenga mucha gama cromática. El Katia amigurumi tiene 40 tonos, divididos en 4 packs que os muestro a continuación:

Creo que sería ideal poder adquirir los packs, para tener toda la gama a nuestra disposición, pero también poder comprar ovillos sueltos del tono que queramos: Si necesitamos mucho marrón, o mucho azul, o mucho rosa comprar todo el pack puede ser engorroso.

Superpunto: Han pensado en el Santo Grial de los que hacemos amigurumi: El color carne. No sabéis la de veces que he ido a tiendas preguntando "¿Tienes color carne?" desde que empecé en el mundo amigurumi. (Sólo comparable con las veces que he preguntado "¿Tienes color zorrito?" por cierto, también tienen color zorrito.) Es un tono que no es habitual para ropa porque no es muy favorecedor, por lo que no solía comercializarse, tenías que buscar naranjas pálidos... rositas... era muy complicado: He llegado a comprar 6 ovillos de color "carne" cuando los he encontrado porque no es fácil. No sólo tenemos un perfecto color carne si no que hay dos tonos más que me parecen adecuados.

El precio ronda los 6-7 euros cada pack, lo que veo bastante asequible si tenemos en cuenta todas las ventajas y los precios de otros hilados de algodón, sabiendo además que es un producto con calidad y con una marca que lleva muchos años de experiencia con hilados.
Para mí un 10 y totalmente recomendable, seguro, seguro que volveré a usarlos en mis proyectos porque me han encantado. En breve os mostraré qué he hecho con estos ovillitos Katia amigurumi ^__^
Y vosotros, ¿lo habéis probado?

1 abr. 2015

Pequeño cazadragones

Érase una vez... un pequeño cazadragones.
Nació, y su tío, fiel seguidor de la saga de Dragonlance, quiso que siguiera su camino de cazadragones para el que estaba destinado y para ello, llamó a dos tejedoras del reino, que crearían un ajuar único para él. Esas tejedoras somos Chibiru, y una servidora.
Chibiru tejió una preciosa (y enorme!) manta con un escudo gris y el dragón rojo de su casa, para que durmiera abrigado bajo su custodia. Un babero, para sus dignas y reales comidas y unos patucos para que sus pies no tocaran la nieve del crudo invierno. Lamentablemente, una tarjeta de memoria maligna, un artefacto oscuro de inmenso poder corrompió toda imagen que teníamos del ajuar completo.
Por mi parte, añadí un pequeño dragón bebé, para que se entrenara en las nobles artes de cazar y adiestrar dragones y un casco, para que estuviera siempre protegido (y calentito).




Si tienes un pequeño cazadragones, una princesa, un duende, una valiente arquera, una reina o un rey de la casa y quieres un ajuar digno de tu pequeño héroe o heroína, ya sabes, sólo usa el formulario de más arriba y las dos tejedoras saldrán en tu búsqueda!